Consejos y Cuidados para tu tatuaje

Muchas personas que recién comienzan a interesarse en el mundo del tatuaje tienen reiteradas dudas acerca de los cuidados de un tattoo. Es algo normal y muy importante a tener en cuenta para que los diseños perduren en el tiempo y evitar cualquier tipo de accidente o infección. Te contamos los diferentes tipos de cuidados que debes considerar al realizarte un tatuaje.

Cuidados del tatuaje recién hechos

tatuaje recien hecho

El vendaje inicial que te hará el tatuador, utilizando una crema especial o vaselina para que la parte tratada esté más fresca, debes usarla entre 2 a 4 horas. La crema suele incluir agentes antibacterianos y calmantes para que la zona no moleste tanto.

Después de retirar el tatuaje protector, lava con agua tibia o fría y un jabón suave. Elimina los residuos de color para que no molesten. Utiliza un jabón natural e hipoalergénico para evitar cualquier posibilidad de infección.

Realiza un nuevo limpiado después de 4 o 5 horas y seca con toques suaves de un trapo limpio, nunca frotando. Una vez seca la piel, aplica una nueva capa crema.

Cuidados del tatuaje después de 15 días

Entre los 15 y los 30 días el tatuaje ya está casi completamente listo. Esto a veces hace que nos descuidemos en las rutinas de cuidado, pero si sigues estos consejos el resultado seguramente será satisfactorio.

  • Realiza una limpieza del tatuaje diaria y mantén la hidratación en intervalos de 6 a 8 horas.
  • Evita el rascado, ya que la piel profunda todavía es susceptible de cambios en esta etapa.

¿Que cuidados puedo tener si mi tatuaje es antiguo?

  • Mantén el tatuaje fresco, así los componentes de la tinta se mantendrán en buenas condiciones durante más tiempo.
  • Intenta no exponer mucho tu tatuaje a la luz directa del sol, ni a la arena de la playa. De esta forma se conserva mejor la tinta de color y blanco y negro de tus tattoos.
  • Sigue utilizando las cremas hidratantes para cuidar tu piel aún después del período de las dos primeras semanas. De esa forma la piel estará en mejor estado de salud para preservar tu tattoo.

Como cuidar un tatuaje recién hecho para dormir

El cuidado de un tatuaje antes de ir a dormir también es importante porque la piel puede sufrir accidentes en nuestras horas de descanso.

  • Intenta no cubrirlo demasiado cuando te vas a acostar.
  • Coloca una toalla de algodón fina y limpia entre el tatuaje y la sábana.
  • Busca reducir el movimiento al mínimo indispensable.
  • Si las sábanas se pegan al tatuaje, retíralas de forma suave, nunca tirando.

Cuidados del tatuaje recién hecho en verano

Si has elegido hacerte un tatuaje en verano, deberás extremar los cuidados relacionados con la luz del sol, la arena y el agua salada.

  • Evita la sudoración excesiva, ya que el calor puede perjudicar la cicatrización favoreciendo la maceración de la herida.
  • No te rasques y evita quitar las costras, son medidas de protección de tu organismo para que la piel pueda cicatrizar mejor y en menos tiempo.
  • Protege tu tatuaje con crema solar para que la absorción de los rayos ultravioletas sea mejor.

Algunos consejos al bañarse

Para bañarte también tienes que realizar algunos procedimientos y cuidados que te ayudarán a conservar la calidad del tatuaje y a cuidar tu piel.

  • Controla la temperatura y fuerza del agua. Moja el tatuaje suavemente y no pases mucho tiempo debajo de la ducha, así evitas que el tatuaje esté expuesto al vapor. Seca muy bien el tatuaje luego del baño.
  • La limpieza del tatuaje tienes que hacerla suavemente. Frota el jabón sobre la zona tatuada buscando quitar la mayor cantidad de tinta y sangre excedente.

Errores más Frecuentes

En el cuidado de los tatuajes recién hechos también hay errores y descuidos que pueden causar pérdidas en la calidad del trabajo. Este listado incluye algunos de los errores más comunes para que intentes evitarlos y así mantener la mejor calidad y el cuidado de tu piel con un tattoo recién hecho.

  • No uses cremas aromatizadas. Tienen químicos o alcohol y esto irrita la piel.
  • No seques el tattoo con toalla, deja que se seque solo. De esta forma evitas arrastrar bacterias con la toalla.
  • Evita arrancar las cascarillas. Por más que se vean antiestéticas, las cascarás son los mecanismos defensivos de la piel y tu organismo las crea para mejorar la velocidad de cicatrización.
  • Intenta reducir al mínimo el esfuerzo físico y los ejercicios. El sudor incrementa las posibilidades de infección y puede dañar la calidad del tatuaje. Por eso hay que mantener fresca e hidratada la zona del tatuaje.
  • Al dormir, evita acostarte sobre la zona del tatuaje. Eso hará que la inflamación tarde más en irse, genera más dolor y molestia.
  • Recuerda que a poco de hacerte un tatuaje no puedes sumergirte en el agua. Evita la playa y las piscinas.

Comentarios

mood_bad
  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • chat
    Déjanos tu comentario