Todo lo que necesitas saber sobre eliminar tu tatuaje con Láser

En el mundo de los tatuajes existe, en algunas ocasiones, la necesidad de eliminarlos. Cuando no se pueden tapar, y se requiere quitarlos de manera definitiva, la técnica más efectiva con la que se cuenta hoy en día es la cirugía con láser. Por eso, y tomando en cuenta las dudas, alcances y posibilidades de la eliminación de tatuajes, hoy exploramos los alcances de la cirugía láser y sus principales beneficios, propiedades y precauciones a considerar.

Motivos para quitar un tatuaje

Quizás en tu juventud pensaste que tu tatuaje de un hermoso dálmata pequeño corriendo por una pradera iba con tu personalidad, pero ahora no encaja con las calaveras, los cuchillos y las llamas infernales de tu nueva vida. O quizás quieres eliminar el nombre de tu ex esposo que llevabas grabado en tu piel, son historias de vida, puede que sucedan, puede que no. En estos casos, comúnmente, existe la opción de la eliminación láser de tatuajes.

¿Qué es un eliminador de tatuajes?

Así se denomina a los procesos por los cuales, se elimina una zona de tinta inyectada permanentemente en una sección de la piel del cuerpo. Hay distintas técnicas para eliminar la tinta del tattoo, pero la cirugía láser es la más extendida y efectiva. Sus tasas de éxito son las de mayor porcentaje, y también minimiza los efectos secundarios.

Es importante remarcar que no siempre es posible eliminar los tatuajes. Los avances en la tecnología de quitar tattoos en los últimos veinte años hacen que hoy sea mucho más económico y convencional, pero en el pasado, un tatuaje difícilmente podía ser removido sin proceder a una lesión en el cuerpo.

¿Cómo se realiza la eliminación láser de tatuajes?

Remover las partículas de tinta de la piel no es sencillo. El cuerpo está constantemente tratando de hacerlo, pero nuestro organismo no es capaz por sí solo. Las partículas de tinta son detectadas como un cuerpo extraño por nuestro organismo, y se generan glóbulos blancos para atacarlas y desintegrarlas, pero al ser tan grandes no pueden hacer nada en su contra. Lo único que se consigue a nivel orgánico, es ir desgastando poco a poco las partículas, pero nunca se consigue la supresión total de forma natural.

El láser es una tecnología lo suficientemente fuerte para remover y deshacerse de las partículas. Sin embargo, tiene que ser un láser especial, diseñado para remover tatuajes, ya que otros como los láser que se usan para depilación, no surtirá efecto. Se necesita un láser especialmente fuerte.

Se lo conoce como “láser de pulsación ultracorta”. Funciona mediante la emisión de ráfagas extremadamente calientes, cortas y veloces que calientan y separan las partículas de tinta. En este accionar de eliminación de tattoos también juegan otros componentes, como los que hacen a los pigmentos de la tinta.

Dependiendo el pigmento, se absorben diferentes longitudes de onda de luz. Para que el láser pueda descomponer la tinta, debe programarse en la longitud de onda específica. Si tenemos un tatuaje con diferentes pigmentos, se requiere el trabajo de adaptadores distintos para trabajar sobre cada partícula de tinta diferente en cada caso y sector del cuerpo.

La eficacia de la remoción vía láser de tattoos

La eliminación de los tatuajes con tecnología láser es una de las más efectivas, un procedimiento eficaz, y en la mayor parte de los casos la gente puede deshacerse de manera definitiva de sus tatuajes. Eso no quiere decir que en una única sesión pueda retirarse un tattoo. Es probable que se necesiten múltiples visitas a un profesional para realizar la cirugía láser que elimina un tatuaje de forma total.

En promedio, se necesitan entre 6 y 12 sesiones para eliminar los tatuajes, siempre dependiendo del tamaño, los pigmentos y las características del tatuaje en particular. Más de una docena de sesiones no son lo habitual para remover un tattoo, pero existen casos que han requerido numerosas sesiones.

Entre cada sesión, debemos dejar que el cuerpo descanse y se reponga. El láser descompone las partículas de tinta, pero tenemos que darle a nuestro cuerpo el tiempo para expulsarlas y recuperarse de cualquier daño producido por el láser. En pieles de tez más oscura, los tiempos de curación pueden extenderse hasta 8 semanas. Algunos profesionales incluso recomiendan ir hasta tres meses, solamente para estar seguros.

¿Qué factores influyen en las sesiones necesarias para remover un tatuaje?

Los factores que influyen en la cantidad de sesiones necesarias para retirar con láser un tatuaje, incluyen: si es un tattoo en blanco y negro o a color; la zona en la que está ubicado el diseño; la antigüedad del mismo.

La eliminación de tatuajes con láser es eficaz, pero no es inmediata, y al igual que hacerse un tatuaje, existe un nivel de dolor. Dependerá del umbral de cada cliente, pero lo cierto es que no se trata de un dolor exagerado sino más bien de uno estrictamente tolerable.

Si tienes cualquier duda sobre esta técnica puedes dejarnos un comentario y te responderemos encantado 🙂

Comentarios

mood_bad
  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario