Piercings para Hombre: Guía para principiantes

Desde tiempos ancestrales, diversas culturas alrededor del mundo han utilizado piercings como símbolo de belleza, poder, protección, pertenencia y espiritualidad. Tanto hombres como mujeres han adornado sus cuerpos con perforaciones durante generaciones y, en la actualidad, la cultura popular occidental los ha adoptado como accesorios de moda. Hoy te vamos a hablar específicamente sobre los piercings para hombres.

Partes del cuerpo a perforar

Piercings en las orejas

Son los más comunes y simples de todos los tipos de perforaciones masculinas. Son fáciles de disimular, dan un aspecto fresco y jovial, combinan con casi cualquier look y dependiendo del tipo de pieza colocada son más o menos masculinos y/o formales. Entre los hombres, los tipos de perforaciones en las orejas más comunes son los túneles o expansiones, los piercings en el lóbulo, los hélix, el tragus y el piercing industrial.

Los túneles y los piercings en el lóbulo son los más demandados. Muchos íconos del mundo del espectáculo y deportistas profesionales han puesto de moda los dilatadores, las argollas y los brillantes en el lóbulo entre los hombres, sin importar su edad u orientación sexual.

Piercings en la boca, la lengua y los labios

Para esta zona hay un montón de modelos a elegir. Los más demandados entre los chicos son el piercing vertical central, el piercing verticales en punta y el venom (en la lengua), el smile (en el frenillo labial superior) y el piercing labret vertical, el labret horizontal, el sneak bites y el dolphin bites (en los labios y alrededor de la boca).

Piercings en las cejas

Súper atractivos y muy simples, los piercings en las cejas te darán un aspecto rudo y masculino de manera instantánea. Puedes elegir entre una perforación vertical, horizontal o diagonal cerca de la parte más externa de la ceja o casi en el centro.

Piercings en la nariz

piercing hombre nariz

Puedes elegir entre dos modelos básicos: una o dos perforaciones en una de tus fosas nasales o un septum. En cuanto a los piercings en las fosas nasales, puedes elegir colocarte una o dos argollas lisas o un brillante (pieza un poco más delicada).

Piercings en los pezones

Muchos hombres perforan sus pezones con el fin de auto-estimularse, y es que esta es una de las partes del cuerpo erógenas por excelencia. Puedes elegir entre una perforación horizontal o vertical para adornar con argollas, U-blends, barbells, bananas o spikes.

Todo sobre las Piezas para hombres

Dependiendo del tipo de perforación que tengas, de con que atuendo la quieras lucir y de lo que quieras transmitir, te convendrán más algunas piezas que otras. Debes jugar con los diseños, los materiales, los colores y las texturas de tus piezas para dar un golpe acertado en lo que a estética se refiere.

piercing dilataciones hombre

Lo principal a la hora de comprar  dilatadores es elegir el grosor de la pieza (entre 2 y más de 20 mm). Además, puedes elegir entre piezas huecas o rellenas, de acero quirúrgico, plástico o madera. Si te gusta como lucen las expansiones pero no quieres comprometer la integridad de tus orejas, puedes optar por falsos dilatadores, piezas que asemejan en apariencia a un dilatador pero que no requieren abrir agujeros tan grandes.

Las perforaciones diferentes a dilataciones tienen un grosor de entre 1,2 y 1,8 mm. Si tienes un septum, un smile o piercings en los pezones tu primera opción serán los U-blends o barbells circulares. Para los piercings en las orejas puedes elegir entre argollas lisas, argollas con borlas, brillantes o barbells. Para los piercings en las cejas puedes usar argollas, U- blends y bananas o barbells sencillos o tipo spike. En las perforaciones en los labios y la lengua casi siempre se utilizan brillantes, barbells y bananas.

Puedes lucir un “piercing” sin la necesidad de perforar tu cuerpo utilizando piezas falsas. Estas funcionan a presión, con imanes o con pegamento, y te permiten simular que tienes una perforación sin haberte hecho una.

Cuidados de los piercings

Dependiendo de la parte del cuerpo donde hagas tu piercing, deberás tener más o menos cuidados para con él. El periodo de cicatrización de la perforación es el más importante y el que requiere de más atención, independientemente de donde se haga. Mientras el piercing no haya cicatrizado por completo, debes lavarlo varias veces al día para eliminar el sudor, la grasa y/o la mugre que se acumula a su alrededor y evitar infecciones.

Si el piercing fue hecho en la oreja debes evitar el uso de audífonos, dormir de ese lado de la cara y que tu pelo esté en contacto con la zona para que la pieza no se jale o se maltrate mientras cicatriza.

Si el piercing fue hecho en los labios, lengua o cavidad oral debes mantener una excelente higiene bucal y evitar actividades como fumar e ingerir bebidas alcohólicas y alimentos ácidos o picantes durante los primeros días. A la larga, deberás cepillarte los dientes después de cada comida para evitar la acumulación de alimentos y la concentración de bacterias.

Si el piercing fue hecho en las cejas, la nariz o los pezones debes lavar la herida de dos a tres veces al día con jabón neutro o antiséptico y suero fisiológico, tener cuidado de que tu vello corporal o tus prendas de ropa no se enganchen a tu pieza y utilizar pomadas o gels antibióticos para que no se infecte mientras está cicatrizando.

Si el piercing fue hecho en los genitales debes bañarte al menos dos veces al día y no podrás usar ropa interior muy ajustada ni tener relaciones sexuales por un buen tiempo.

Todo se resume a mantener una buena higiene, no ejercer presión en el piercing, no retirarlo hasta que el proceso de cicatrización finalice y seguir al pie de la letra las indicaciones de tu anillador.

Ventajas de tener piercings siendo hombre

Muchas personas creen que los hombres con piercings son sexys, pues como complemento de ciertos looks los piercings masculinos son sinónimo de virilidad, rebeldía y seguridad. Debes saber que un piercing bien posicionado puede aumentar significativamente el atractivo de cualquier hombre y darle un toque singular, atrevido y seductor. Muchos estilos de la vestimenta masculina casual propician la utilización de piercings, como lo son el estilo urbano, grunge, rockero, punk, gótico, hípster, creativo, natural, biker y sport.

Los piercings hechos en zonas erógenas no sólo tienen un fin estético, sino que ayudan a estimular zonas sensibles al tacto y les permiten a ti y a tu pareja experimentar sensaciones placenteras durante el sexo. Tal vez tu nuevo piercing se convierta en tu mejor aliado en la cama.

Hay perforaciones corporales muy discretas que te permiten disimularlas cuando sea necesario y otras que te permiten utilizar un sinfín de piezas para variar tu estilo y combinarlas como más te guste. Si eres tatuador, cantante, músico, diseñador, pintor, maquillista, estilista, deportista, publicista o te desenvuelves en un medio caracterizado por la creatividad, innovación y desenvoltura, un piercing puede ayudarte a proyectar frescura, vigorosidad, sociabilidad e inventiva.

Contras de tener piercings siendo hombre

No todo es color de rosa, pues a veces un piercing puede traer más dolores de cabeza que beneficios. Debes tener en cuenta que los periodos de cicatrización son delicados y que una perforación puede inflamarse, infectarse, desgarrar la piel o cerrarse si no se le dan los cuidados adecuados. Incluso si eres constante con la limpieza de tu piercing puedes sufrir de una reacción alérgica, un desplazamiento o tu cuerpo puede rechazar la pieza e impedir que llegase a cicatrizar.

Una vez que te perfores debes comprometerte a lavar y desinfectar tu piercing de una a tres veces al día hasta que cicatrice por completo, pudiendo tardar desde un par de semanas hasta más de un año. También debes recordar que no puedes cambiar tu pieza hasta que la herida esté completamente curada. Es probable que durante los primeros meses te cause uno que otro dolorcillo y te cueste acostumbrarte a su presencia. Para algunas personas, un piercing puede suponer incomodidad a la hora de hacer actividades como dormir (dormir del lado de la cara donde se tienen un piercing en la oreja), comer (masticar con un piercing en la cavidad oral), vestirte (utilizar camisas ajustadas que ejerzan presión sobre un piercing en el pezón o un piercing genital) o tener relaciones sexuales (los piercings en el pene pueden incomodarte a ti o incomodar a tu pareja).

Creemos que el punto más importante que debes considerar con respecto a hacerte un piercing es como te afectará en el ámbito laboral y personal. En muchos códigos de vestimenta los piercings no son permitidos o son de uso exclusivo para las mujeres. Muchos esteticistas y asesores de imagen profesionales concuerdan en que las perforaciones corporales transmiten una vibra informal y poco profesional, además de ir en contra de la cultura corporativa de empresas de renombre. Si tienes un cargo administrativo, ejecutivo o gerencial o trabajas en el sector salud, público, educativo o financiero, asegúrate de que el hecho de hacerte un piercing visible no vaya a perjudicarte.

Aunque suene prejuicioso, muchas personas opinan que los piercings no proyectan confiabilidad, madurez, responsabilidad ni seriedad. Hay quienes dicen que los aretes son de uso exclusivo para las mujeres y consideran que dan una apariencia afeminada a los hombres que los portan (incluso si ese no es el objetivo). También es frecuente escuchar (especialmente en adultos mayores) que los piercings en hombres son característicos de los pandilleros y delincuentes. Ten presente que no todos tienen la misma percepción sobre el arte corporal y un piercing en un contexto equivocado puede perjudicarte.

Comentarios

mood_bad
  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario