¿Cuánto cuesta borrar un tatuaje?

Cada vez son más las personas que acuden a centros dermatológicos y de estética en busca de un método que les permita eliminar de manera efectiva algún tatuaje con el cual no se sienten conformes. Ya sea porque el tatuaje no resultó ser lo que esperaban, su silueta y color se deformaron con el tiempo, su significado dejó de tener importancia o simplemente dejó de gustarles, los arrepentidos desean borrar como por arte de magia la tinta de su piel.

A pesar de que los tatuajes son modificaciones corporales permanentes, es posible disminuir su visibilidad e incluso eliminarlos definitivamente de la piel. Gracias al avance de la tecnología y a la especialización de los expertos, es posible elegir entre una amplia gama de procedimientos dermatológicos el que más se adapte a tu situación y a tu bolsillo.

Nota
Si estas pensando en eliminar tu tatuaje hemos creado un listado por ciudades donde podrás encontrar los mejores centros, estudios y clínicas aquí 👉🏻 https://tatuing.com/eliminar-tatuajes/

Conoce tus opciones

No todos los procedimientos tienen el mismo resultado y por consecuencia, no todos tienen el mismo precio. Dependiendo de cuanto estés dispuesto a gastar, tus resultados serán más o menos favorecedores en lo que a despigmentación de tejidos se refiere. Enumeraremos tus opciones desde la más económica hasta la más costosa y te daremos una breve explicación de cada procedimiento para que puedas compararlos entre si:

  1. Cobertura con maquillaje: es una solución temporal que te permitirá cubrir tu tatuaje durante un par de horas mediante el uso de cosméticos. Para cubrir el tatuaje será necesario que consigas una base y un polvo compacto del color de tu piel, productos que puedes encontrar en cualquier farmacia desde los 5 euros cada uno. Esta es una solución efectiva y muy económica si lo que necesitas es ocultar tu tatuaje durante un periodo muy breve de tiempo.
  2. Cover up o cobertura con otro tatuaje: consiste en eliminar un tatuaje colocando un diseño compatible más grande y oscuro sobre él. Es una opción efectiva si lo que buscas es deshacerte de un diseño que dejó de gustarte y quieres cubrirlo con otro que sea de tu agrado. Dependiendo del tamaño, los colores y la complejidad del tatuaje que quieras cubrir, el precio de tu nuevo tatuaje rondará entre los 40 y los más de 700 euros.
  3. Dermoabrasión: es un procedimiento que consiste en lijar las capas más superficiales de la piel con una turbina quirúrgica hecha de discos de diamante o con un cepillo de alambres de metal. Es un procedimiento doloroso que conlleva riesgos como la formación de cicatrices y queloides y la hipopigmentación del tejido, sin contar con que no es recomendado para personas de piel oscura y su efectividad es apenas cercana al 50%. El precio de cada sesión de dermoabrasión ronda entre los 30 y los 100 euros.
  4. Peeling profundo con agentes químicos: consiste en la aplicación de ácidos despigmentantes (como el ácido glicólico, el ácido salicílico o el ácido tricloroacético) sobre el tatuaje para que la capa de piel en donde se aloja la tinta (la dermis) se queme, se pele y se regenere. Este procedimiento supondrá un aclaramiento considerable en el tatuaje, aunque difícilmente lo desaparecerá por completo. Para obtener los mejores resultados es necesario someterse a dos o tres sesiones de peeling, con un par de semanas de descanso entre cada una. Los riesgos de este procedimiento incluyen hipopigmentación del tejido, alergias cutáneas, aparición de manchas y formación de cicatrices. Dependiendo de la clínica o el centro dermatológico al cual acudas, el precio de cada sesión de peeling variará entre los 150 y los 300 euros.
  5. Remoción, extirpación o supresión quirúrgica: consiste en cortar con un bisturí la porción de piel en donde fue hecho el tatuaje, removerla y suturar la herida. Es un método efectivo si tienes un tatuaje de pequeño tamaño hecho en una zona en la que no te importaría tener una cicatriz, como una pierna, un brazo o la cintura. El procedimiento debe ser realizado por un médico certificado, requiere el uso de anestesia local y no durará más de 40 minutos. El precio de la cirugía rondará entre los 150 y los 500 euros.
  6. Procedimiento láser: es el procedimiento más efectivo hasta la fecha, con una efectividad de eliminación de hasta el 95%. Existen diferentes tipos de láseres en el mercado, entre los que destacan el Picosure, el Picoway, el Ink Hunter Master y los diversos modelos de láseres Q- Switched. Para eliminar un tatuaje por completo se necesitan en promedio de 4 a 12 sesiones con láser y el precio de cada sesión ronda entre los 180 y 600 euros.
  7. Combinación de varios métodos: es común que dermatólogos y esteticistas recomienden combinar dos o más procedimientos para obtener mejores resultados. Las parejas más solicitadas son la dermoabrasión junto al peeling químico, el procedimiento láser junto al cover up y la remoción quirúrgica junto a la dermoabrasión.

No te dejes engañar

Ya que conoces todas las alternativas que hay en el mercado, evita caer en propuestas que prometen eliminar tus tatuajes por un precio excesivamente más bajo. Aunque suene tentador pagar mucho menos por el mismo resultado, la verdad es que lo barato sale caro y más que ayudarte con tu problema los procedimientos alternativos empeorarán tu situación.

Lamentamos decirte que la efectividad del sinfín de cremas que prometen blanquear la tinta de los tatuajes es nula por si sola. Ten en cuenta que cualquier producto tópico que contenga algún tipo de ácido puede maltratar tu piel e incluso causar inflamación, enrojecimiento, hipopigmentación, hiperpigmentación, quemaduras, cicatrices y queloides.

Están más que prohibidos procedimientos como la abrasión salina y la aplicación de ácidos fuertes de manera casera o clandestina, pues todo procedimiento que involucre quemaduras con fines terapéuticos debe ser realizado por un profesional cualificado. Se sabe de casos en los que personas desesperadas por eliminar sus tatuajes se han aplicado ácido de baterías directamente sobre la piel. Te podrás imaginar los desastrosos resultados.

Se muy cuidadoso a la hora de elegir el centro dermatológico o la clínica en donde realizarás la eliminación de tu tatuaje. Aunque hay muchas ofertas legítimas en el mercado, debes asegurarte de que el servicio que estás adquiriendo sea verdaderamente beneficioso para tu piel. No aceptes sesiones de peeling o láser sospechosamente económicas, pues una mala praxis puede empeorar la apariencia de tu tatuaje y maltratar irremediablemente tu piel.

Eliminación de tatuajes con láser

Como ya hemos dicho, el método más efectivo para eliminar cualquier tipo de tatuaje permanente es el procedimiento láser. Aunque existen varios tipos de láser, la dinámica de todos es la misma: se aplica sobre el tatuaje un puntero que dispara haces consecutivas de luz con determinadas longitudes de onda en millonésimas de segundo. Esta energía liberada se encarga de fragmentar los pigmentos de la tinta del tatuaje en trozos muy pequeños o, es directamente absorbida por la tinta del tatuaje y la desvanece. La tinta que se desprende de la dermis es reabsorbida por el organismo y se desecha en su totalidad a través de la orina, dejando la piel libre de pigmentos sin modificar su color o textura.

La duración de cada sesión de procedimiento láser varía entre un par de segundos y más de 30 minutos y siempre es necesaria la aplicación de frío o anestesia local para insensibilizar la zona a trabajar. Dependiendo del tatuaje, se requerirán entre 4 y 15 sesiones para borrar entre un 70 y un 95% del mismo. Los resultados son visibles a partir de la primera sesión y debe existir un período mínimo de separación entre sesiones de un mes. Luego de cada sesión se producirá irritación y enrojecimiento en la zona y con el paso de los días se irán formando ampollas y costras. Es posible que la herida sangre y que se formen manchas o coloraciones temporales denominadas “pigmentaciones post inflamatorias”.

A pesar de que es bastante costoso, un poco doloroso y requiere de minuciosos cuidados, el procedimiento láser es la alternativa más efectiva que existe para la eliminación de tatuajes. Tiene la ventaja de que genera muy poco daño en el tejido cutáneo, no modifica la textura de la piel, se puede realizar en cualquier parte del cuerpo, es apto para cualquier tono de piel y funciona en tatuajes con cualquier tipo de diseño, color y tamaño.

¿Quiénes puede someterse a la eliminación de un tatuaje con láser?

Casi todo el mundo puede borrar sus tatuajes con láser. El procedimiento sólo se encuentra contraindicado en mujeres embarazadas, personas que han formado cicatrices hipertróficas o queloides y tatuajes muy recientes o hechos con tinta fluorescente (porque son potencialmente cancerígenos). Un tatuaje debe tener como mínimo un mes para poder someterlo a procedimiento láser, siendo lo más recomendable esperar más de tres meses.

Antes de someterte a cualquier procedimiento para eliminar un tatuaje es necesario que recibas asesoría de un dermatólogo, un esteticista o un tatuador profesional.

¿Cuánto cuesta eliminar un tatuaje con láser?

El precio estimado de cada sesión de láser ronda entre los 180 y los 600 euros. El costo total de la eliminación de tu tatuaje va a depender de cuantas sesiones necesites para borrarlo por completo y según sus características, el número puede variar entre 4 y 15 sesiones. Teniendo esto en cuenta, es fácil deducir que para borrar por completo un tatuaje mediante procedimiento láser es necesario contar con entre 720 y 9000 euros.

eliminar tatuajes laser

¿Qué factores influyen en el precio de las sesiones de láser?

Según las características del tatuaje, variarán el precio y la cantidad de sesiones de procedimiento láser necesarias para eliminarlo. Algunos de los factores que influyen en el precio de cada sesión son:

  • Tamaño del tatuaje: mientras mayor sea el tatuaje más costosa será cada sesión. Trabajar, por ejemplo, sobre un tatuaje en un dedo (menos de 5×5 cm) no tomará más de un minuto, pero trabajar sobre un tatuaje que ocupa gran parte de la espalda (más de 20×20 cm) fácilmente requerirá media hora.
  • Cantidad de tinta del tatuaje: no es lo mismo trabajar con un tatuaje minimalista que con un tatuaje con relleno, sombras y degradado. Mientras mayor cantidad de tinta tenga el tatuaje, más sesiones de procedimiento láser necesitará para borrarse por completo.
  • Profundidad a la que se encuentre la tinta: mientras mayor sea la profundidad a la cual se encuentre la tinta en la piel, más sesiones requerirá para ser removida. Esto depende mucho del tipo y la calidad de la tinta del tatuaje (si está hecha a base de pigmentos naturales o artificiales), de la técnica que utilizó el tatuador y de si se formaron o no cicatrices hipertróficas alrededor.
  • Color del tatuaje: no todas las tintas reaccionan de la misma manera ante el procedimiento. Antiguamente sólo podían eliminarse tatuajes de tinta negra, pero ahora es posible eliminar tatuajes de cualquier color. El negro sigue siendo el color más fácil de borrar, seguido por el azul oscuro, el rojo, el naranja, el amarillo y el verde. No hay mucho que se pueda hacer en cuanto al color blanco, que es casi imposible de quitar.
  • Longevidad del tatuaje: en comparación a los tatuajes recientes, es mucho más sencillo y requiere de menos sesiones eliminar tatuajes viejos. Esto se debe a que con el paso del tiempo los tatuajes van despigmentándose poco a poco, lo que disminuye la cantidad de tinta a trabajar.
  • Ubicación del tatuaje: a pesar de que existen algunas zonas más delicadas que otras, el procedimiento láser puede utilizarse en cualquier parte del cuerpo. Es mucho más sencillo eliminar tatuajes en piel gruesa que en piel delgada, por lo que para eliminar un tatuaje en un brazo, una pierna, la espalda, el pecho o el abdomen se requerirán menos sesiones que en el caso de un tatuaje en la cara, los pies o las manos.

Otro factor muy importante que tienes que tener en cuenta es la región en donde se encuentre la clínica o el salón dermatológico al cual asistas. Los precios aumentan en las grandes ciudades, por lo que será mucho más costoso someterte al procedimiento láser en Madrid o Barcelona que en Granada o Alicante.

Tabla de precios: procedimiento láser

Tamaño del tatuaje

Dimensiones

Cantidad de sesiones

Precio aproximado

Pequeño (5×5 cm aproximadamente)

De 4 a 6 sesiones

De 150 a 300 euros

Mediano (10×10 cm aproximadamente)

De 4 a 8 sesiones

De 300 a 500 euros

Grande (15x 15 cm aproximadamente)

De 6 a 12 sesiones

De 500 a 1000 euros

Gigante (20×20 cm o más)De 6 a 15 sesiones

De 1000 a 3000 euros

 

Estilo y color del tatuaje

Estilo

ColorCantidad de tintaCantidad de sesiones

Precio aproximado

Minimalista

Negro y grisPoca tintaDe 4 a 6 sesiones

De 150 a 300 euros

Minimalista

A colorAlgo de tintaDe 4 a 8 sesiones

De 250 a 400 euros

Elaborado

Negro y grisAlgo de tintaDe 4 a 10 sesiones

De 400 a 600 euros

Elaborado

A colorMucha tintaDe 6 a 15 sesiones

De 500 a 800 euros

 

Longevidad y ubicación del tatuaje

Longevidad

UbicaciónCantidad de sesiones

Precio aproximado

Tatuaje reciente (de un año o menos)

En un brazo, una pierna, la espalda, el pecho o el abdomenMás de  6 sesiones

A partir de 400 euros

Tatuaje reciente (de un año o menos)

En la cara, los pies o las manosMás de 6 sesiones

A partir de 300 euros

Tatuaje viejo (de varios años)

En un brazo, una pierna, la espalda, el pecho o el abdomenMás de 4 sesionesA partir de 200 euros

Tatuaje viejo (de varios años)

En la cara, los pies o las manosMás de 4 sesiones

A partir de 250 euros

 

Lógicamente, mientras más tiempo tome culminar una sesión, mayor será su coste. Vamos a poner dos ejemplos bastante precisos para que puedas comparar los precios más fácilmente. Si tu caso es el de un tatuaje en el brazo de hace más de tres años, pequeño (5×5 cm aproximadamente), con estilo minimalista y en blanco y negro, requerirás de 4 a 8 sesiones de procedimiento láser de menos de 2 minutos cada una para eliminarlo por completo, lo que te costará más o menos unos 400 euros. Si tu caso es el de un tatuaje gigante (20×20 cm o más) en la espalda de hace poco más de un año, a todo color con sombras y degradados, probablemente requerirás más de 10 sesiones de procedimiento láser de casi 20 minutos cada una, lo que fácilmente podría sobrepasar los 600 euros.

Importancia del cuidado posterior de la piel

Luego de someterte a cualquier procedimiento para eliminar un tatuaje, deberás cuidar tu piel rigurosamente para evitar que se maltrate, se infecte o se formen cicatrices o queloides. Esto supone un gasto adicional en productos para el cuidado y la humectación de la piel, lo que en promedio te costará entre 20 y 50 euros.

Durante las primeras dos semanas posteriores deberás lavar la zona de dos a tres veces al día con agua tibia y jabón neutro y aplicar una crema antibiótica, antiinflamatoria y/o blanqueadora que te recetará tu dermatólogo para humectar la piel, prevenir infecciones y disminuir la inflamación y el enrojecimiento. No debes rascarte ni utilizar ropa muy ajustada y no podrás exponer tu piel al calor ni al Sol. No podrás ducharte con agua caliente, recibir vapor de agua ni ir a la playa, a la alberca o al sauna. Luego de transcurridas las dos semanas podrás exponerte al Sol siempre y cuando utilices un protector solar con un factor de protección alto. Para evitar inconvenientes con el clima, es recomendable que acudas a tus sesiones de eliminación de tatuaje en primavera, otoño o invierno, que es cuando el ambiente está más fresco.

Comentarios

mood_bad
  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario