¿Quieres quitar tu tatuaje de henna? Déjanos orientarte

Los tatuajes de henna son la mejor opción para quienes buscan un tatuaje temporal, indoloro y económico. A pesar de que su vida útil no suele exceder el mes, hay quienes desean adelantar el proceso de borrado. Sea cual sea tu motivo para hacerlo, en este artículo te ayudaremos a quitar tu tatuaje de henna lo más pronto posible.

La henna es un pigmento natural, fragante, pastoso y de color oliváceo o marrón que se obtiene al mezclar hojas pulverizadas de la planta Lawsonia inermis con aceites esenciales. Se aplica desde hace siglos en diversas culturas para tinturar el cabello, las uñas, las cejas y la piel, porque además de obtener resultados muy satisfactorios en cuanto a pigmentación, tiene un bajo costo en relación a otros tintes. La técnica de aplicar henna como tinta corporal se conoce como mehndi o mehandi, y consiste en aplicar pasta de henna en la superficie de la piel según un diseño establecido con una jeringa sin aguja, un cono hueco o una botella con punta metálica.

El tatuaje de henna cambiará de color varias veces antes de borrarse por completo, comenzando por un tono rojizo pálido o bermejo que luego irá oscureciéndose poco a poco hasta llegar a ser cobrizo o marrón oscuro, y terminará por aclararse progresivamente hasta desaparecer. Son tatuajes temporales cuya vida útil varía entre cuatro días y un mes, dependiendo de la calidad de la henna utilizada, el proceso de fijación de la henna, el tipo de piel de la persona, el lugar donde se realice el tatuaje y los cuidados que se le den. Si buscas adelantar ese proceso y favorecer el borrado de tu tatuaje, existen ciertas medidas que puedes implementar:

  • Lava con agua tibia y jabón varias veces al día. Frotar la zona con firmeza durante un par de minutos hará que la tinta se vaya desprendiendo poco a poco. Si empleas una esponja, un guante de baño, un cepillo de dientes y/o productos exfoliantes el resultado será mucho mejor. Si no tienes productos exfoliantes, puedes utilizar café, sal marina o azúcar blanca. Evita frotar muy fuerte la zona porque puedes maltratar, irritar e incluso romper la piel.
  • Frota el tatuaje con aceite de oliva, alcohol, agua oxigenada, pasta de dientes, lociones desmaquillantes o jugo de limón. No debes mezclar productos, cada uno debe aplicarse individuamente. Todos tienen propiedades aclarantes que ayudarán a que la tinta se desprenda de la piel. En el caso del limón, el alcohol, el agua oxigenada y la pasta dental, debes retirarlos lo antes posible y no puedes exponer tu piel al Sol porque podrías mancharla. Lo recomendable es lavar cada producto pasados los 10 minutos. Exceder ese periodo puede ser perjudicial.
  • Deja remojando el tatuaje en agua lo más caliente posible (sin llegar a quemarte). Esto dilatará los poros y hará que la tinta salga.
  • Restriega tu piel con toallitas húmedas o desmaquillantes varias veces al día.

Si aplicas estos sencillos trucos tu tatuaje terminará de borrarse por completo en un par de días. Si los alternas y aplicas todos a la vez, podrías borrarlo incluso en un día. Solo es cuestión de perseverancia y más temprano que tarde tu piel estará completamente limpia de nuevo.

Comentarios

mood_bad
  • Todavía no hay comentarios, sé el primero 😃
  • Déjanos tu comentario